martes, 3 de noviembre de 2015

De ganadores y posts que marcan el número 5.000


Lo suyo habría sido hacerse eco al día siguiente, es decir, el pasado día 30 de Octubre, pero no creo que se soliviante nadie porque haya dejado, a propósito, esta noticia o «aviso» para que coincida con el post número 5.000 de El Navegante del Mar de Papel. Tras verme en la situación forzada de escribir unas cuantas palabras para la entrada correspondiente al noveno aniversario de este blog, celebrado el 23 de Octubre, consideré innecesario traer a estas líneas (de nuevo) ideas consagradas y reiteradas sobre el impío paso del Tiempo sobre las cuadernas de este «buque” y de su comandante (es algo imposible de evitar, creedme); así que no pido disculpa alguna al respetable y, menos aún, permiso para que os haga partícipes ahora de la siguiente nueva: he sido galardonado con el primer premio del II Concurso de Relato corto de la Biblioteca pública de Pontevedra «Antonio Odriozola», siendo esta participación mi bautismo de fuego en estos lances públicos y reducidos (puede que se deba a que nunca he sido muy amigo de las «distancias cortas», pues me gusta enrollarme como una persiana vieja con mis ideas, por mucho que me vea luego hostigado, sin víveres ni municiones, por ese temor sin nombre que me arrincona al grito de «termínalo cuanto antes»).

Podría resultar curioso a ojos de quien me lea que alguien como yo, que ya lleva a sus espaldas una pequeña colección de títulos con su firma, se «rebaje» reservar este día y este post a algo que debería ser de menor entidad para él; pero yo no lo considero así y a mis próximas líneas (donde resumo la experiencia) me remito.

En una de mis habituales visitas de viernes a la biblioteca, topé con un cartel que anunciaba la convocatoria a este concurso de relato corto. Aún sin llegar a comprender muy bien cómo plasmar la referencia en la que debía constar la ciudad de Pontevedra dentro del texto, me dispuse a probar suerte. ¡Qué leñe!, cualquier oportunidad para obligarte a escribir es bienvenida y no ha de ser desechada por nadie que pretenda alimentar su alma de escritor (por mucho que ésta se haya quedado una larga temporada tan solo habitando en la uña del dedo gordo del pie). Por ahora no me lo tengo tan creído como para eructar con arrogancia una frase del tipo: «concursos y relatos breves a mí, ¡bah!». No, amigos, no.

Era la ocasión perfecta para desenterrar una historia nueva gracias a un evento del que no queda poso alguno en la memoria colectiva de la ciudad: cuando se ejecutó el primer vuelo de avión sobre los cielos de Pontevedra, hace ya la friolera de 104 años. Ya sabéis todos que soy un buscador de menudencias de la Historia y ese minúsculo monoplano pilotado por su inventor se aprestaba a volver a alzarse sobre el aire, conmigo como improvisado narrador de un pequeño relato con un marcado acento decimonónico.

Así es como nació al mundo de las Letras el pequeño Julián y el licenciado don Pedro una mañana de domingo de 1911, entusiasmados en mis folios con el progreso a pesar de la pobreza que se cebaba a su alrededor.

No me descargué las bases del concurso, por lo que pasaba a Word mis notas manuscritas sin ser consciente del amargo trago que me esperaba: cortar y cortar. Cuando terminé y comprobé las exigencias técnicas para participar, me encontré con que me sobraba una página entera, lo cual es pavoroso, pues cortar solo tiene legitimidad cuando en el texto se encuentran «pedazos de grasa» que emponzoñan la carne escrita, no cuando se han superado los límites y el cuchillo del Delete termina haciendo estragos sobre los cuerpos de los personajes. Aún así, tengo la confirmación de que superé el trance con éxito; el premio lo demuestra.

El pasado jueves 29 se celebró la entrega de premios y me sentí feliz, aún a pesar de saberme ganador desde el viernes anterior y a que me costó leer mi relato en voz alta (y no solo por contar con la compañía nada deseada del «cuñado» que se deja caer sobre mis pulmones, garganta y nariz cada otoño-invierno); pero siempre es agradable alimentar el hogar interior con leños en forma de reconocimientos a tus esfuerzos, dando igual cuántos libros hayas publicado hasta la fecha, pues, en mi caso, me ha servido para que me conozcan como escritor en la ciudad en la que resido y eso, probablemente, sea el mejor premio.

De nuevo, aprovechando la ocasión festiva, dar las gracias a la Biblioteca pública de Pontevedra, por esta oportunidad y reconocimiento, y a todos los que nunca habéis dudado de que mis palabras son dignas de resistir el castigo del viento del olvido.

He aquí el enlace en el que podréis leer los tres relatos premiados: http://bibliotecapontevedra.blogspot.com.es/2015/10/blog-post.html







jueves, 8 de octubre de 2015

«El escritor superviviente. Guía básica de supervivencias para autores noveles: Consejos, habilidades y vivencias» GRATIS


Por medio del presente post, os haga saber que podéis leer totalmente GRATIS MI ÚLTIMA OBRA, que he titulado como «El escritor superviviente. Guía básica de supervivencias para autores noveles: Consejos, habilidades y vivencias», y que viene a ser un manual para todos y todas que se adentren en las procelosas aguas de la Escritura y Publicación.


Os adjunto el índice de la obra para que os hagáis una idea completa de lo que viene a tratar:

Introducción
Escribe acerca de lo que conozcas
La puñetera página en blanco
Eso de escribir. Herramientas y «puesto» de escritura
De lectura obligatoria
De caligrafías y mecanografías
Día a día. Paciencia a la hora de escribir
Constancia, por no decir sangre, sudor y lágrimas
Narradores de todo tipo
Personajes y diálogos
Esquemas como árboles de Navidad
Que no se te olvide mientras escribes
Cómo escribir
Si algo no funciona, eliminadlo
Tediosas correcciones
Llega la hora de enfrentarse a las editoriales
¿Ebooks caros?
Contrato de edición. Derechos, obligaciones y problemas
Compañeros de editorial
Entrevistas. Problemas y soluciones
Presentaciones y otras «maravillas»
El empleo de las nuevas tecnologías
Libros en depósito. Notas
Unas últimas palabras


Biografía del autor

lunes, 21 de septiembre de 2015

Presentación de «Kamikaze. Protectores del Reino Central de los Llanos de Juncos»


¿Quién no ha escuchado en más de una ocasión la palabra kamikaze? Incluso os habréis, incluso, cansado de pronunciarla pues término tan exótico ha calado bien hondo en nuestro léxico, aunque siempre sea para referirnos a atentados terroristas islamistas o para confusos o no conductores que cogen la directa en sentido contrario de la circulación.

Kamikaze. Esos pilotos nipones que entre 1944 y 1945 se sacrificaron, convirtiéndose en los primeros misiles inteligentes de la Historia. Pero hay mucho más. Si rascamos la pintura descascarillada y llegamos al metal de esos aviones hechos chatarra y fundidos a sus pilotos, encontraremos una plétora de sentimientos y de detalles culturales que siempre han quedado al margen de nuestra irregular manera de ver la vida y de razonar.

Con este pequeño ensayo histórico es mi intención el ofreceros una completa radiografía del piloto kamikaze en todos sus aspectos clave: antecedentes históricos, características físicas e ideológicas, análisis crítico enfocado desde la propia forma de ser de los nipones. Una inmersión en los pensamientos de esos hombres que se convirtieron en unos samuráis del s. XX aun a costa de una deformación del propio Camino del Guerrero.

Os invito a descubrirlos en formato ebook desde la plataforma de Amazon (recordar que cuenta con apps para casi todos los ereaders):




lunes, 14 de septiembre de 2015

«Dando una última vuelta al reloj», mi guión para «El Ministerio del Tiempo»



Cuando te encuentras con una historia tirada en el suelo, junto a tus pies, que brilla tanto como para llamarte la atención y mirarla de cerca, sería un acto estúpido, cobarde y egoísta no recogerla y llevarla al papel; saber cómo se va a desarrollar en él y, lo más importante para cualquier escritor, compartirla con todos los lectores posibles.

Un día no determinado del pasado mes de Junio, cuando dejé ya por imposible el seguir machacándome con una novela que me tenía atascado delante de una pantalla de ordenador, dos imágenes conocidas destellaron en un punto lejano de la galaxia de mi imaginación y se fueron arremolinando en espiral en torno a unos personajes y a unos escenarios propios de televisión que se presentaban como los ideales. Aquel brillo germinó, palabra a palabra, durante todo el mes de Julio y parte del de Agosto: una aventura guionizada en la que se colaron necesariamente muchos elementos de la serie de RTVE El Ministerio del Tiempo.

Quise probar de nuevo suerte con los guiones. No los había tocado desde aquellos oscuros años en los que me obcequé con ser autor de cómics. Y lo hice de esta manera porque era la forma que me pedía la propia historia y porque, en un ridículo arranque de arrogancia, pensé que podría llegar a interesar a la productora Cliffhanger y al propio Javier Olivares. Pero ya sabemos todos cómo va este asunto de los fans y no tan fans, y seguro que el bueno Javier se encuentra sobresaturado de solicitudes y ruegos de rodillas peladas de idéntica naturaleza a la mía.

Javier, con elegante parquedad (pues somos muchos a los que los días se les hacen muy cortos), me rechazó por no sentar un precedente. Y este fue un contratiempo con el que ya contaba, pues me tomé la ligera molestia de pensar y razonar acerca de este asunto.

Aunque tenía presente el alto porcentaje de negativa como primera y única respuesta, no deja por ello de ser un rechazo que, por mucho que hayas escrito y publicado, es como una bofetada bien dada a tu autoestima. Sin embargo, no la he considerado como algo adverso. Ni siquiera ese mes y pico de trabajo es para mí una pérdida de tiempo, pues he aprendido mucho acerca de los guiones y, lo más importante, me lo he pasado en grande escribiendo día a día, algo que no siempre es posible.

Este guión pretende dar mis propias respuestas a algunas de las insidiosas preguntas que me asaltaron continuamente durante el visionado de la primera temporada de El Ministerio del Tiempo (nuevo arranque de arrogancia); aunque aun quedan muchas en el tintero (las más importantes), algo que resulta irónico en un guión como éste, que sobrepasa ampliamente los márgenes de los de la serie, que podemos descargar gratuitamente desde la página web de RTVE, y que cuentan con una media de 11.500 palabras. Este que tenéis entre las manos, sacando dos cuerpos de ventaja, supera las 36.000, distribuidas a lo largo de 190 escenas; y, aún así, está necesitado de una segunda parte para cerrar el círculo.

Y os preguntaréis qué hay dentro del guión. Pues bien: Esta es una aventura en la que llevo a Amelia, Julián y Alonso bien lejos de los límites geográficos de la Península Ibérica y a un momento crítico para nuestro país como fue el mes de Febrero de 1898. Sintiéndome con la libertad propia del momento, he introducido nuevos personajes y tramas subyacentes. Mi intención ha sido, sobre todo, reventar los claustrofóbicos límites del despacho del subsecretario Martí y el pozo de las puertas; conocer a la gente de arriba, además de pasear por ciertos y oscuros recovecos del palacio de la Duquesa de Sueca.

En cuanto leáis el guión echaréis en falta al personaje de Irene Larra. La explicación que os puedo dar también es muy sencilla: debido a que desconozco cómo se las ingeniarán para hacerla volver al servicio activo o convertirla en un enemigo declarado del Ministerio, he preferido no especular y limitarme a no incluirla en el drama.

Este hiperalimentado guión no tiene nada que ver con la serie en sí. Os lo tenéis que tomar como lo que ha acabado siendo: una obra de fanfiction que gira en torno a la idea creada y desarrollada por los hermanos Olivares, que son sus legítimos dueños.

Podéis descargaros gratis el guión en la siguiente dirección:

Tan solo disfrutadlo, compartidlo y, si queréis, comentadlo tanto para bien como para mal.

miércoles, 8 de julio de 2015

"El Imperio del Sol Naciente" referenciada en el número de Junio de 2015 de la revista "Abogados"

Me da de qué pensar que estas publicaciones siempre terminen en el buzón cuando el mes al que hacen referencia en la portada, hace ya días que expiró. Pero da lo mismo.

La revista del Consejo General de la Abogacía, "Abogados", en la sección "Otros libros por derecho" y en su nº 92 de Junio de 2015, ha tenido a bien hacer una somera referencia a mi más reciente trabajo publicado en papel, "El Imperio del Sol Naciente".

Como siempre, solo dar gracias por hacerse eco de mis desvelos.



lunes, 1 de junio de 2015

Entrevista en Todoliteratura desgranando "El Imperio del Sol Naciente"


Felipe Velasco, de Todoliteratura, me ha hecho un rápido interrogatorio, pero sin flexo que me cegara, para que fuera desgranando una amplia serie de aspectos referentes a mi más reciente obra y que es de sobra conocida por todos vosotros: el ensayo histórico “El Imperio del Sol Naciente: La aventura comercial”.

Como no puede ser de otro modo, os invito a leer esta completa entrevista que, a buen seguro, os servirá de faro: 



lunes, 11 de mayo de 2015

"El Imperio del Sol Naciente" en Todoliteratura



El portal de literatura "Todoliteratura" dedicó el pasado 8 del corriente mes a hacerse eco de mi última ensayo histórico: "El Imperio del Sol Naciente: la aventura comercial", con un texto en el que se destacan los puntos más sobresalientes de la obra que nos llevará a unas aventuras que, en la actualidad, tan solo se pueden comparar con la conquista del espacio. No es broma. Llegar hasta el mismo fin de la Tierra con la tecnología punta de aquel entonces, impulsados por la necesidad de saber qué hay más allá.


jueves, 9 de abril de 2015

Entrevista al ensayista Julio B. Mutti



Desde el día de ayer, en la web de Historia Rei Militaris, podéis leer la extensa entrevista que le realicé al investigador y ensayista argentino Julio B. Mutti, auténtico especialista en la materia de la vinculación de Argentina con el III Reich.

Esta entrevista la hemos realizado con motivo del próximo lanzamiento de su nueva obra Nazis en las sombras” (Nowtilus, en la serie “Historia incognita”) y tan solo esperamos que con ella se os despierte el apetito por saber más de este oscuro pasaje histórico en el que Julio lleva años inmerso.



jueves, 26 de marzo de 2015

Ya ha llegado "El Imperio del Sol naciente"!

Bueno, bueno. Se ha hecho la mañana un tanto larga, esperando que me llegaran por mensaka los ejemplares que me tocan por contrato de mi nueva obra, un ensayo del que ya os he dado la "barrilla" en su momento. Sí, ese de los contactos habidos entre Occidente y Japón entre los s. XVI y XIX y que Nowtilus ha tenido a bien publicar.

Tener el libro entre las manos, más allá de un archivo .doc o en una galerada en .pdf es una sensación muy especial. Estoy encantado con cómo ha quedado, y espero que sea también un libro que os atraiga y que os sumerja en esta historia maravillosa que he querido recuperar de las profundidades de la mina de la Historia.

A continuación os dejo los datos de la obra y fotografías del feliz acontecimiento que acabo de vivir:

Título Original: El Imperio del Sol Naciente
ISBN Ed. Impresa: 9788499676890
Formato: 17 x 22,5
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas: 320
P.V.P.R. Ed. Impresa: 16,95 €
ISBN Ed. Electrónica: 9788499676913
ISBN Ed. Bajo Demanda: 9788499676906










lunes, 16 de marzo de 2015

Mi nuevo ensayo histórico a la venta

Título Original: El Imperio del Sol Naciente
ISBN Ed. Impresa: 9788499676890
Formato: 17 x 22,5
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas: 320
P.V.P.R. Ed. Impresa: 16,95 €
ISBN Ed. Electrónica: 9788499676913
ISBN Ed. Bajo Demanda: 9788499676906

De la mano de san Francisco Javier o del comodoro Matthew C. Calbraight, desembarcamos en la mítica Cipango, en el imperio del Sol Naciente para vivir aventuras dignas de las mentes de Robert Louis Stevenson o Emilio Salgari. Llegaremos a tan exóticas costas a bordo de carracas y buques propulsados a vapor; participaremos en guerras civiles o nos postraremos ante los sogúnes Tokugawa como representantes de la Corona de Castilla.

Desde hace unos días, podéis adquirir mi nuevo ensayo histórico, recién salido del horno con la editorial Nowtilus, en ebook y en papel. Sed partícipes de una historia desconocida y que nos vincula con el país más asombroso de la Tierra.

A continuación, os dejo una muestra gratuita de casi 70 páginas:


miércoles, 11 de marzo de 2015

Polémicas militia-parlamentarias

Las palabras que el Sr. Morenés, ministro de Defensa, ha vertido esta mañana durante el transcurso de la polémica que ha iniciado la Sra. Irene Lozano, representante de UPyD en el Congreso de los Diputados, pueden ser todo lo censurables que a uno, en su santo raciocinio, le pueda parecer.

El calvario que ha sufrido, y sigue sufriendo, la comandante Zaida Cantera De Castro me provoca indignación, como a muchos que vemos al estamento armado como algo cercano, sin embargo, me parece una VERGÜENZA el tejemaneje político que se está llevando de esta compleja y lamentable situación.

Hoy, atragantándome la comida para variar con la dichosa sección de Política del telediario, que ya la podrían dedicar, qué sé yo, a otras cosas, solo he visto a una panda de payasos lanzándose los trastos en un “blablaba” sin solución de continuidad. Uniéndose muchos borregos de Twitter (que a algunos les deben de pagar por estar todo el día dale que te pego a la tecla), han cargado contra el gobierno con el ariete al que han bautizado “Morenés, dimisión”.

Claro que están en su derecho, por eso vivimos en un país democrático. Pero, ¿sirve de algo pedir la dimisión de Morenés? Y, ¿qué pasa después? ¿Esto es lo mismo que propone el Sr. Pedro Sánchez, que con cambiar de término en la Constitución española a los que sufrimos una discapacidad se nos quitan todos los males? ¿Al que va en silla de ruedas, de repente, se pone a correr sobre las plantas de su pies en plan milagro de predicador estadounidense?

Sobre todo Zaida está en su derecho a censurar a Morenés y todas las Zaida de nuestras FAS, pero, a lo que voy: Solo palabras, palabras, palabras y no hechos. Ningún hecho, algo que ya es propio y cultural de nuestra política nacional. Sé que el Parlamento es donde se va a “parlar”, pero también a legislar y a adoptar decisiones, no a ver quién sale mejor parado en las putas estadísticas o por la tele.

La Sra. Irene Lozano, como todas Sus Señorías, en vez de estar dándole al “pico”, quizá lo que debería hacer, si lo que quiere en realidad es proteger a nuestras mujeres uniformadas de depravados uniformados, sería instar una reforma del Código Penal militar como Dios manda. Pero, claro, eso de hacer reformas legales en España es como cosa extraña, independientemente del color de calzoncillos que lleve el presidente del gobierno de turno. Porque, claro, la palabra mágica es “progresismo” y la expresión, no menos mágica, es “no hay que reformar en caliente”. Con “progresismo” lo que se termina permitiendo es que un criminal pueda hacer lo que le venga en real gana porque, “pobrecito, la culpa será de los demás”. Pero lo peor es lo de “no hay que reformar en caliente”, porque aquí, aquí mismo, ni se reforma en caliente ni en frío.

Siendo mi persona desconocedora de la amplitud del vigente Código Penal militar, aprobado en 1985 (dos años y pico antes de la incorporación de la mujer a las FAS) y modificado por última vez ¡en 2008!, no soy capaz de hallar ninguna tipificación sobre el acoso sexual, ¡por ningún lado, oiga! Y no es por torpeza, que de trasegar los puñeteros códigos tengo sobradas horas de vuelo.

Aunque hay casos para dar y tomar, ninguna de Sus Señorías, de esas que lloran en público con lágrimas de cocodrilo, parecen darse cuenta. ¿Qué se puede esperar de un parlamento que permite que en el vigente Código Civil el medio de transporte más moderno que se describe es un carro de caballos? Porque el asunto tiene su guasa: no existen los automóviles.

Como todo en Derecho, el Código Penal militar es muy ambiguo y supongo que los artículos que han sido de aplicación en el procedimiento contra el oficial superior de Zaida han sido los de abuso de autoridad (art. 103 y ss.) y, la verdad, son un tanto parcos.

Como está demostrado, queda mucho mejor dar plática en el Congreso e interpretar el papel que de uno se espera, con este disfraz tan hipócrita como nuestro, de llorar como una magdalena ante la tumba de la adolescente que se ha suicidado por sufrir un bullying, del que hemos visto y mirado para otro lado, o de los pobres “negritos” del Congo que viven una perpetua guerra por culpa del coltán, esa cosita que necesitamos para las pantallas planas, pena esta última que se nos olvida al consultar nuestro grupo de Whatsapp; pero hay muchos más ejemplos, por desgracia.

Si de verdad nuestros políticos, esos trescientos y algo que se sientan en asientos de cuero rojo y azul y que engordan sus bolsillos con un mínimo 3.000 eurazos al mes, quieren que casos como estos queden zanjados, que no se limiten a lanzar arias al viento, porque las palabras se van con él, se pierden. Queda muy bien el vestirse de valkiria gorda, pero, sino se cambia la Ley es como si nos la pica un pollo.

Así que ruego, por el bien de todos, por el bien de nuestras mujeres uniformadas, de esas que, sí, no tendría que hacer falta que se lo recordaran a nadie, se juegan el culo por una panda de inútiles como todos nosotros. Menos hablar y más legislar y gobernar.
Zaida, un abrazo y todo mi apoyo.

martes, 3 de marzo de 2015

El Imperio del Sol Naciente, mi nuevo ensayo histórico

La maquinaria está en marcha y bien engrasada. Según me han hecho saber desde la editorial NOWTILUS, se espera que mi nuevo ensayo histórico, dedicado a los encuentros y desencuentros habidos entre Occidente y el Imperio del Japón durante los siglos XVI y XIX, salga para las librerías para el día 9 del corriente mes. Un libro que más que un ensayo en un cofre del tesoro rebosante de aventuras.

Mientras tanto, podéis echarle una fugaz mirada por encima en Book2Look:


martes, 17 de febrero de 2015

Reseña a "Pacífico" publicada en Novilis


Ya iba siendo hora de volver a los fueros de Novilis y qué mejor oportunidad que con la reciente obra firmada por Martin Trystram y Romain Baudy: "Pacífico".

Como siempre, vuestros comentarios son más que bienvenidos:

http://novilis.es/?p=4772

lunes, 16 de febrero de 2015

Entrevista a Montserrat Claros



Ya conocéis a la novelista histórica Montserrat Claros. No es la primera vez que hablamos de ella en estas cubiertas, por lo que no necesita presentación. Pero sí unas palabras para indicaros que la web Historia Rei Militaris publicó el pasado día 11 del corriente una entrevista que tuvo a bien Montse en participar y contestarme a mi particular batería de preguntas todas ellas relacionadas con su último vástago literario, centrado en la aventura y desventura del gran Isaac Peral y su injustamente frustrado proyecto de submarino: “Hijo de Acero”.

A lo largo de sus respuestas, podréis sumergiros a cota máxima en esta novela y en los pensamientos de su autora.


miércoles, 11 de febrero de 2015

Defensores del régimen

Me provoca risa, cuanto no pavor, leer en Twitter el hashtag dedicado al reportaje emitido ayer en el programa “En Tierra Hostil” acerca de Corea del Norte, y encontrarme en el mismo cientos de mensajitos, por supuesto, de no más de 118 caracteres, denunciando a A3MEDIA por burda manipulación y estar mostrando una imagen falsa del tan “respetable, respetuoso y democrático” régimen autoritario de los Kim-Jong.

He llegado leer cosas del siguiente estilo:

Corea del Norte siempre está buscando la paz y son Corea del Sur y el resto del mundo quienes están en contra de salvar a la humanidad de la guerra; algo curioso viniendo de un país con un Ejército de un millón de soldados y que destina, según la última vez que presté atención a tales número, más del 80% del presupuesto anual a mantenerlo.

Que ya nos gustaría vivir como en Corea del Norte donde la vivienda es gratuita y hay unos servicios públicos de lujo que ya quisiéramos nosotros.

Que es mentira que haya adoctrinamiento por mucho que sea un país en el que hay que adorar al líder, al hijo del líder y al actual líder, con sus retratitos en casa. Por que para represión y adoctrinamiento la que “sufrimos” en este país los españolitos cada vez que, por ejemplo (hay muchos) vemos al rey en un sello y un largo etcétera que me aburre.

Me parece bochornoso el que entre nuestras fronteras campen a sus anchas papanatas de esta calaña que, por si acaso “ocaso”, no se han preparado las maletas y han tomado el primer vuelo o patera hacia el paraíso comunista, sino que siguen aquí, hostigados los pobrecitos, con preocupaciones tales como, veamos, “qué nueva funda le compraré a su Smartphone de 300,00 €” o “Dios mío, no me pierdo ni un segundo del programa cuando habla Belén Esteban” (que tanto se ven a los mismos “indignados” comentando la última jugada de las fuerzas del mal contra “Potemos” o cualquier pamplina sociata, pepotera, rositera y demás, que respecto a Gran Hermanito mayor), creyéndose víctimas de un sistema que tan solo ha tenido la impía ocurrencia de convertirles en beneficiarios de privilegios como los que nunca se han visto en la Historia reciente y no reciente de este país de payasos y retrasados (sí, que de nariz para arriba (para el que no entienda, cerebro o más bien mentalidad) vamos con 200 años de retraso con respecto al resto de Europa). Privilegios o Derechos, porque eso de las Obligaciones… Hmpf! Ese término tan vulgar alguien debió de haberlo borrado diligentemente del diccionario hace ya un tiempo.

Lo dicho, mocosos y mocosas, a vivir que son dos días.

George Orwell, que bien hiciste en no llegar a ver los días que vivimos.

lunes, 26 de enero de 2015

Último número de la revista HRM

Todos corremos en círculo y, tarde o temprano, llegamos a la línea de meta que es la misma de salida. Incluso es posible que nos la pasemos, pero la acabaremos encontrando, eso es seguro.

Y esto mismo nos ha pasado con la revista HRM cuyo fin estaba ya anunciado desde hacía meses. La misma publicación en la que nos hemos volcado desde 2012 con toda nuestra ilusión. Pero ha llegado el fin y no es debido a los motivos triviales o sórdidos de costumbre, ocultos tras una máscara de estúpida hipocresía. 

Pero, no. No es nuestro caso. Seguimos siendo amigos y compañeros. Solo que nuestras situaciones personales y laborales no están permitiendo que este vástago nuestro siga absorbiéndonos más tiempo y esfuerzo.

Vivimos momentos extraños para las publicaciones de Historia militar. Ahora aparecen nuevas revistas como setas por todos lados. Nosotros, como miembros de la primera oleada del desembarco, hemos caído entre las balas de la falta de interés y de apoyo. No hemos sabido asegurar la cabeza de playa, pero sí hemos perdido sangre y tinta por mucho que hubiera a nuestro alrededor ángeles de Mons que nos levantaran con cada descarga en la web.

Este número se ha retrasado bastante por estas cuestiones. No teníamos la misma ilusión que al comienzo. Se notan las millas a nuestras espaldas, pero, eso sí, no nos rendiremos. Que quede claro. Seguiremos rescatando el Pasado; seguiremos apuntalando la web de Historia Rei Militaris.

El número 8 de HRM no es un adiós. Es un "hasta pronto" ya que estoy seguro que volveremos a la carga. Tropezaremos con la misma piedra cuantas veces podamos.

Antes de terminar, paso a referenciaros a modo de resumen qué podéis encontrar en este último número, con un dossier especial al Japón de los samuráis.

Tras las noticias en flash, Alex Claramunt Soto, todo un entendido en la guerra de Flandes y el s. XVII, presenta su artículo titulado “El año de Corbie” en el que veremos en acción al cardenal Richelieu.

Le siguen dos entrevistas realizadas por mí, la primera al bestseller español Francisco Narla, con motivo de su última obra publicada: “Ronin”; y la segunda al dibujante de cómic Jaime Martin, por su novela gráfica “Las guerras silenciosas”.

A partir de la página 30 podréis disfrutar de un amplio dossier a cargo de Javier Buenadicha, Ángel Hernández Fadanelli y Juan Francisco Morón Vázquez, quienes tratarán del Japón feudal y la casta samurái, el periodo de “País en Guerra” y la fallida invasión por parte de los Mogoles del Imperio del Sol naciente en el s. XIII y el Kami Kaze.

Después de tan intenso trabajo, uno se puede relajar con artículos más ligeros en las secciones de Tambores de Guerra, Protagonistas, Bibliografía, Tecnología militar, entre otros no tan ligeros dedicados a la época romana.

Como poco, esperamos haber mantenido el pabellón igual de alto. Y aquí seguiremos.