lunes, 4 de septiembre de 2017

Artículo dedicado al carro estratégico de una sola rueda



La Historia está plagada de pequeñas historias y esfuerzos de hombres y mujeres, en demasiadas ocasiones anónimos. Con motivo de un hallazgo casual quise escribir un artículo dedicado a un curioso invento: el carro estratégico de una rueda, nacido del magín del capitán de caballería argentino Camilo Trapani y Lara.

El artículo ha sido publicado en el blog de HRM, al cual os enlazo gustoso, esperando que os ilustre y os anime a bucear más en esta web.




viernes, 1 de septiembre de 2017

Sorteo de un ejemplar de «Marcianos. Volumen Primero. Resplandor»

Sorteo de un ejemplar de «Marcianos. Volumen Primero. Resplandor», firmado y dedicado por su autor, es decir, yo mismo.

Para participar solo tenéis que entrar en Twitter, seguirme (@JavierYuste1) y retuitear el tuit fijado en mi muro con el anuncio del sorteo: https://twitter.com/JavierYuste1/status/902192050715676672



Hay de plazo para apuntarse hasta el día 15 de Septiembre de 2017 a las 23:59 horas. El ganador se dará a conocer el 18 de Septiembre en la conocida red social.

Os animo a participar pues, con un poco de suerte, os podéis llevar un ejemplar de mi primer recopilatorio de relatos de ciencia-ficción. ¡Suerte!

miércoles, 19 de julio de 2017

Lanzamiento de la 2ª edición, corregida y aumentada, de «Major Bowie»


Cuando publiqué la primera edición de Major Bowie, al tenerla en papel, me percaté de que había pasado de puntillas, tan solo mencionándolos de pasada, ciertos puntos que debían haber merecido un trato, estudio y análisis más profundo. La obra en sí, en aquel instante y aún hoy, era completa y no desmerecía el esfuerzo y su contenido; pero la buena recepción de la misma por parte del público, interesándose en adquirir un ejemplar, me convenció de que bien merecía un repaso para apuntalar y traer aspectos y piezas musicales que solo se quedaron en un apunte al pie de página. Aunque el trabajo no ha sido tan exigente, he tenido que volver a imbuirme del espíritu de ciencia-ficción que David Bowie imprimía a muchas de sus canciones y entender mejor su discografía. 

Así es como he llegado a publicar esta segunda edición, corregida y aumentada (en unas 30 páginas y hasta tres apartados nuevos) que ayudará a completar la visión biográfica de Bowie desde la óptica de la ciencia-ficción y la carrera espacial.

Aquí os dejo el enlace: http://amzn.eu/f7i3QLr

viernes, 30 de junio de 2017

Resumen de publicaciones de Junio de 2017

Artículos
—Santa Cruz de la Mar Pequeña, un lejano en el tiempo primer asentamiento castellano en África https://goo.gl/vqSYmA

Colaboraciones
—Artículo «Unas notas acerca de la velocipedia militar». Revista Historia de la Guerra. ISSN 2530-0377, Junio de 2017, nº 4. Pág. 27-30.
—Entrevista a Luis Mollà Ayuso con motivo de la publicación de su novela «La flota de las especias» (Almuzara, 2017). http://hrmediciones.com/index.php/blog-rei/91-noticias/140-entrevista-a-luis-molla-la-flota-de-las-especias-por-javier-yuste

Fotografías
—A bordo del L61 Juan Carlos I https://goo.gl/6kLrWh

Reseñas 
—Recensión a la obra de Joseph Conrad «El duelo» https://goo.gl/PmnGPh
—Recensión a la película «Los duelistas», de Ridley Scott, adaptando cinematográficamente la obra «El duelo» https://goo.gl/XFCbbS
—Recensión a la novela «Colorado Kid», de Stephen King https://goo.gl/gnmAQ4
—Recensión a «Tener y no tener», adaptación cinematográfica a la que es probablemente la peor novela de Ernest Hemingway https://goo.gl/F129GC

lunes, 26 de junio de 2017

Entrevista a Luis Mollà con motivo de la publicación de «La flota de las especias»


Luis Mollà es ya de sobra conocido por todos, por lo que no hay necesidad de relacionar su ya extensa bibliografía, pero sí haceros saber de la publicación de su última novela, «La flota de las Indias» (Almuzara), y que, por tal motivo, le he hecho una entrevista que se ha publicado en el blog de HRM.



Podéis leerla pinchando aquí.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Resumen de publicaciones de Mayo de 2017

Libro
—Recopilación de relatos de ciencia-ficción que gira bajo el título de «Marcianos. Volumen primero: Resplandor». http://amzn.eu/2riP6ZP

Artículos
—«El ministro de Marina y el fondo de reptiles» es una simpática nota sobre de donde procede dicho fondo perdido y su relación con cierto pasaje de la Historia española de finales del s. XIX https://goo.gl/K8wAF5
—Hoy día se está haciendo cotidiano el hablar de drones de transporte de mercancías y personas. Pero es una tecnología que dista mucho de ser novedosa; para ser exactos, data de la década de 1950. Su creador fue Stanley Hiller Jr., un hombre con una biografía excepcional: https://goo.gl/znNM3l

Reseñas
—Recensión a «Spectre», la última película de la saga 007 https://goo.gl/cFZ60D
—Recensión a «La sombra del águila», de Arturo Pérez-Reverte https://goo.gl/8FnSx5
—Recensión a «El halcón maltés», la película noir por excelencia https://goo.gl/8UWQQI
—Recensión a «La Escuadra del almirante Cervera», de Alberto Risco https://goo.gl/lXkDvb
—Recensión a «Los odiosos ocho», la octava película dirigida por Quentin Tarantino https://goo.gl/d5vIoJ

lunes, 8 de mayo de 2017

Mi nuevo libro: «Marcianos. Volumen primero»

Estimad@s amig@s:

No puedo esperar hasta la fecha en la que os suelo remitir el resumen de publicaciones para daros a conocer mi último “hijo”, mi undécima obra publicada, que es una recopilación de cinco relatos de ciencia-ficción con los que trato de homenajear a varios de los grandes del género que brillaron con intensidad durante el pasado s. XX. No he tenido mejor idea que titular una serie de volumen bajo el genérico «Marcianos», como guiño a Ray Bradbury, aunque hay lugar para muchos más.

Confío en que este proyecto, que nació de un momento de bloqueo durante los primeros meses de 2016, sea de vuestro interés y os hagáis eco del mismo.

Gracias y un saludo! 



Reseña de la obra

Una primera recopilación de cinco relatos de ciencia-ficción con las que el autor Javier Yuste pretende homenajear a varios de los escritores más afamados del género durante el s. XX

Un exiliado en Marte rememora el último sábado que pasó en la Tierra. Dos niños son los custodios de un tesoro de incalculable valor escondido en la trastienda de una librería abandonada. Una visión distópica para un planeta olvidado, a merced de la voluntad de uno de sus escasos e inconscientes habitantes. La primera novela escrita por un marciano que se edita en la Tierra contiene extraños mensajes que mutan según quién los lea. Una informal entrevista entre un abogado y un nazi que cambiará el rumbo de la carrera espacial. 

Estas son las historias escritas por Javier Yuste que contiene Marcianos en su primer volumen recopilatorio, abriendo la puerta a una ucronía en la que el Ser humano ha llegado a la Luna en 1955 y la Guerra Fría amenaza con perturbar la Colonia internacional de Marte. Relatos de los que germinarán otros que poblarán futuras compilaciones y que homenajean a los grandes autores de la ciencia-ficción del s. XX, algunos de los cuales se cuelan incluso entre las páginas de este libro adoptando el rol de personajes secundarios. Bienvenidos a un Pasado diferente.

Detalles de la obra
Tapa blanda: 220 páginas
Editor: Createspace Independent Publishing Platform; Edición: Primera (5 de mayo de 2017)
Colección: Marcianos
Idioma: Español
ISBN-10: 1544050380
ISBN-13: 978-1544050386

Enlaces a AMAZON:
http://amzn.eu/86hloGS (Formato papel)
http://amzn.eu/8kKM6dB (Formato ebook)

domingo, 30 de abril de 2017

Resumen de publicaciones de Abril de 2017

Ficha de fauna
—Este mes nos hemos referido a un ave muy curiosa: el frailecillo del Atlántico. https://goo.gl/zwiBj9

Reflexiones a la luz de la bitácora (opinión)
—La «moña» de Gibraltar se hace querer https://goo.gl/td2NEm

Reseñas
—Recensión a la película «Jurassic World» https://goo.gl/S2Jt65
—Recensión a la enigmática novela de Haruki Murakami «Kafka en la orilla» https://goo.gl/A3Gyts
—Recensión a la película «Lawrence de Arabia» https://goo.gl/o5S0pd
—Recensión a la novela de Stephen King «El resplandor» https://goo.gl/cZkDfI

viernes, 31 de marzo de 2017

Resumen de publicaciones de Marzo de 2017

Artículos
—Breve reseña biográfica a Jules LeBlanc Stewart https://goo.gl/qlTp4g
—Pedro Zubiaur: marino vizcaíno y oficial de Felipe II https://goo.gl/ZzYABX

Ficha de fauna
—Reseñamos al interesante tiburón zorro https://goo.gl/JT02g9

Relatos
—Rescato un conato de relato, que se ha quedado en una microhistoria que he titulado «Náufrago» https://goo.gl/T8J01F

Reseñas
—Recensión a la película «Los vikingos» https://goo.gl/IoxQpX
—Recensión a la novela de Graham Greene «El cónsul honorario» https://goo.gl/C82pBK
—Recensión a «Enigmas sin resolver II», de Iker Jiménez https://goo.gl/t9wud3
—Recensión al manga de Satoshi Kon «Regreso al mar» https://goo.gl/pwwmxS

martes, 28 de febrero de 2017

Resumen de publicaciones de Febrero 2017

Artículos
—¿Fueron los vikingos los fundadores de la casa mítica de los Señores de Vizcaya y de algunos de los seres más siniestros del folklore vasco? Pues puede que sí https://goo.gl/6I8hqM
—Referenciamos a Pedro el Siciliano o Ahmed el-Sikeli, un eunuco en la corte normanda de Sicilia que, durante el s. XII, llegó a comandar flotas cristianas y almohades. https://goo.gl/PlW6I6

Ficha de fauna
—Dedicaremos unas palabras al piquero patiazul https://goo.gl/MMJqDB

Reflexiones a la luz de la bitácora (columna de opinión)
—Hablemos un poco sobre el acoso escolar y la última incidencia: «Armando bulla con el bullying» https://goo.gl/5gcHEd

Reseñas 
—Recensión al manga «Barrio lejano» https://goo.gl/mQ12VC
—Recensión a la película western «Centauros del desierto» https://goo.gl/YQdA4T
—Recensión al libro «Enigmas sin resolver», de Iker Jiménez https://goo.gl/YxrFHM
—Recensión al volumen recopilatorio de relatos «El barco faro», de Sigfried Lenz https://goo.gl/4TsEfr

martes, 31 de enero de 2017

Resumen de publicaciones de Enero 2017

Artículos

  • Durante los últimos años del s. XIX y los primeros del siguiente, los platillos flotantes trataron de hacerse un hueco en la defensa naval de diversas potencias. Con este artículo podéis encontrar muchos datos sobre esta “locura” de la ingeniería, propia de la época https://goo.gl/rNQah1
  • Con semejante título, «Buffalo Bill contra los españoles», conoceremos un pedazo de la historia de la guerra de 1898 que nos enfrentó a los EEUU, siendo que el coronel Cody y su circo, a poco estuvo de embarcarse a luchar contra nuestros bisabuelos https://goo.gl/Jy3SAm


Ficha de fauna



Reflexiones a la luz de la bitácora (columna de opinión)

  • No son patatas con chorizo servidas al Cid, pero sí otras muchas cosas peliagudas que han servido para que con la adaptación de «Assassin’s Creed» pueda volver a escribir una columna de opinión bajo el título de «Asesinos de Historia» https://goo.gl/YOdsWl
  • No siendo habitual en mí, procedo a disertar sobre el Sr. Donald J. Trump y las razones de su victoria, además de sus primeros días como presidente de la nación más poderosa de la Tierra, con un artículo titulado «Hail, Trumpy Prez!». Una disertación que supera ampliamente las 2.000 palabras. https://goo.gl/XJCnsg


Reseñas

  • Recensión a la divertidísima novela de crítica social escrita por Robert Louis Stevenson y que en España se tituló como «Las aventuras de un cadáver» https://goo.gl/Yat2pv
  • Recensión a la adaptación cinematográfica de «20.000 leguas de viaje submarino» a cargo de la Disney https://goo.gl/OQCecY
  • Recensión a la excelente novela gráfica «Patrulla X. No más humanos» https://goo.gl/YQK9eC
  • Recensión a la novela de Michael Crichton «Esfera» https://goo.gl/W89nCk
  • Recensión a la película de Steven Spielberg «El puente de los espías» https://goo.gl/eXHI4r


Colaboraciones con la publicación Revista General de Marina



sábado, 31 de diciembre de 2016

Resumen de publicaciones de Diciembre 2016

Libros
«Major Bowie» biografía del cantante y compositor David Bowie, fallecido el pasado 10 de Enero de 2016, centrada en la influencia de la ciencia-ficción y la carrera espacial en su obra. http://amzn.eu/iYWnUxT

Entrevista en La Voz de Galicia con motivo de la publicación de «Major Bowie» (en la que se han colado ciertas imprecisiones (un par de ellas) pues yo no me he explicado bien y no me han entendido mejor) https://goo.gl/WgwlUP

Colaboraciones con la web Historia Rei Militaris
Entrevista a la autora lucense Olga Romay Pereira con motivo de su última novela «Los hijos del senador» https://goo.gl/vqDYZi

Artículos
Ficha de fauna marina dedicada al cormorán grande. Por supuesto, con su ilustración hecha por mí https://goo.gl/ATpjUm 

Reseñas
Recensión a la película de animación «Zootropolis» https://goo.gl/48tik1
Recensión a la novela de futuro distópico «La chica mecánica», de Paolo Bacigalupi https://goo.gl/eLzmTj
Recesión a la novela gráfica «Fire», de Brian Michael Bendis https://goo.gl/EqiNAE
Recensión al diario de viaje de M. Guillaume Lejean, «Viaje al Punjab y Cachemira», publicado por Ediciones del Viento https://goo.gl/QLSnsK

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Nota de prensa de «Major Bowie»

Publicación del libro «MAJOR BOWIE. La influencia de la ciencia ficción y la carrera espacial en la vida y música de David Bowie»

El próximo 10 de Enero se cumplirá un año del fallecimiento de David Robert Jones, más conocido por el nombre artístico de David Bowie, y para conmemorarlo, el autor Javier Yuste, residente en Pontevedra, dedica su décimo trabajo a escribir una biografía del genial cantante y compositor británico desde la óptica de la ciencia ficción y de los hitos de la carrera espacial, sin olvidarse por ello de reseñar quince piezas míticas como lo son «Space Oddity», «Starman» o «Blackstar»

Publicado a través de Createspace Independent Publishing Platform, Major Bowie es un pequeño libro que recorre la vida de David Bowie desde un  punto creativo fundamental. Este genial artista siempre se vio influenciado por los textos de autores como Ray Bradbury, Robert Anson Heilein, Philip K. Dick y muchos más, y Javier Yuste nos da a conocer muchos detalles de su carrera musical, como es, por ejemplo, la razón de ser del impactante alienígena Ziggy Stardust, que revolucionó la escena musical en 1972 y prácticamente fagocitó al ser humano que lo encarnaba, o que, por ejemplo, Bowie fue un apasionado investigador del fenómeno OVNI.

El primer éxito que obtuvo Bowie en el mundo de la música fue gracias a «Space Oddity», un single editado pocos días antes de la llegada del Apolo XI a la Luna y que sirvió como acompañamiento musical de las emisiones de la BBC; una pieza que presentó al mundo a Major Tom, un astronauta que se ve imposibilitado para regresar a la Tierra y vaga por el cosmos.

En palabras del autor de Major Bowie, el protagonista de «Space Oddity» es el alter ego del cantante, que lo acompañará hasta el momento de su muerte, con una mayor presencia que el extravagante Ziggy Stardust. Para hacer tal aserto, Yuste se sirve de los elementos observados en el videoclip de «Blackstar», «Lazarus» (sus dos últimos singles publicados antes de su fallecimiento) y otros anteriores. Pero, por supuesto, hay mucho más entre los apuntes que se pueden hallar de un hombre extraordinario que acabó obsesionado con establecer contacto con una dimensión superior, ya fuera espiritual o tecnológicamente hablando, así como terriblemente preocupado por lo que nos deparará el futuro.

El libro se divide en tres capítulos. El primero se centra en exclusiva en una breve pero completa biografía de Bowie, salpimentada de datos y notas al pie de página; el segundo apunta las obras y movimientos culturales de la ciencia ficción que inspiraron al cantante; y el tercero y último analiza diferentes singles bajo los epígrafes «La trilogía oficial de Major Tom», «Los últimos mensajes de Major Tom», «Mensajes por y para Major Tom», «Otras piezas relacionadas con el espacio» y «Contacto con entes extraterrestres y transhumanización».

Datos del libro:
Tapa blanda: 74 páginas
Editor: Createspace Independent Publishing Platform (4 de noviembre de 2015)
Idioma: Español
ISBN-10: 1539846571
ISBN-13: 978.1539846574
Enlace en Amazon: http://amzn.eu/1Q1mQvG
Enlace en Createspace: https://www.createspace.com/6685224



Javier Yuste González (Gernika, 1980) lleva, hasta la fecha, publicados los siguientes títulos:

Los últimos años de mi primera guerra. De Librum Tremens, 2012. Novela histórica
Oskar: Aventuras de un viejo gato de mar. 1939. KDP Amazon y Createspace, 2013. Novela histórica juvenil
Guardianes del azul profundo y otros relatos de aventuras, misterio y terror. KDP Amazon, 2013. Recopilación de relatos
Crucero Reina Mercedes: De la Armada española a la US Navy. Tombooktú, 2014. Ensayo histórico
Balas y Viñetas: Hugo Pratt y la segunda guerra mundial. KDP Amazon, 2014. Ensayo histórico 
El Imperio del Sol Naciente: La aventura comercial. Nowtilus, 2015, Ensayo histórico
Kamikaze. Protectores del Reino Central de los Llanos de Juncos. KDP Amazon, 2015. Ensayo histórico
El escritor superviviente. Createspace, 2015. Manual para escritores noveles
El Japón del mundo antiguo. Createspace, 2016. Traducción al castellano de la obra Old-World Japan, de Frank Rinder

Asimismo, es asiduo colaborador en diversas publicaciones como la Revista General de Marina, Historia Rei Militaris, Novilis, etc

Contacto:

caballerodegondor@yahoo.es

http://navengantedelmardepapel.blogspot.com/
http://javieryustegonzalez.blogspot.com/
@JavierYuste1
https://www.facebook.com/javier.yusteg

lunes, 12 de diciembre de 2016

«Major Bowie», mi última monografía publicada

Cuando el pasado 10 de Enero de 2016 se anunció el fallecimiento de David Bowie, sufrí una sacudida. Creo que pocos se libraron de ella, aunque cada uno la recibió a su manera. Desde aquel mismo instante tuve la necesidad e inquietud de honrarle de alguna forma y mi primera opción fue la de dedicarle un artículo en el blog Navegante del Mar de Papel, aprovechando la nueva senda abierta para tratar del Espacio y todo lo que lo rodea: quería hablar de sus canciones dedicadas a Major Tom, aquellas otras que interpretaba Ziggy Stardust… Quería hacerlo de una manera diferente, por lo que pronto me di cuenta de que un triste post en un blog no haría justicia alguna, sobre todo cuando comencé a escribir y a investigar. Quizá el convertirlo en un libro fue la idea original, soterrada por capas de pensamientos más o menos afortunados, pero me llegó la luz un poco tarde. Aún así, aquí está el fruto de mis desvelos: «Major Bowie: La influencia de la ciencia-ficción y la carrera espacial en la vida y música de David Bowie», que, a fecha de hoy, está publicada en Createspace en formato tapa blanda y en breve en ebook a través de KDP Amazon.

En sus 74 páginas describo su biografía desde la óptica de la influencia de la ciencia-ficción, la carrera espacial y su interés por el fenómeno OVNI, además de reseñar quince singles muy vinculados al tema que trato.

Es, en definitiva, una nueva forma de descubrir la obra de mi cantante favorito, de saber qué se escondía tras tanto maquillaje y melodrama, también de descubrir algunas de las claves de sus últimos mensajes.

Ahora, solo espero que alguno de vosotros sintáis la punzada de la curiosidad por saber de este David Bowie inédito.

Os enlazo a la página de venta de AMAZON, por si os interesa: http://amzn.eu/9FnNEl9

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Entrevista a Olga Romay, autora de «Los hijos del senador»


Olga Romay es la autora de la novela histórica «Los hijos del senador», una excelente oportunidad de viajar a la Roma del conflicto civil entre César y Pompeyo.

Tuve la oportunidad de entrevistarla, siendo sus respuestas publicadas en la web de HRM, a la cual os enlazo a continuación:

http://www.historiareimilitaris.com/index.php/secciones/bibliografia/1727-los-hijos-del-senador

Espero que os interese!

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Resumen de publicaciones de Noviembre 2016

Libros
«El Japón del mundo antiguo» es la traducción al castellano que he realizado de la obra de Frank Rinder «Old-World Japan» (1895), una recopilación de veinte leyendas y fábulas tradicionales niponas. Un librito con el que uno se puede adentrar en la mitología de este interesantísimo país a través de los ojos curiosos del hombre decimonónico. http://amzn.eu/9kcWqtt

Colaboraciones con la publicación Revista General de Marina
Hace más de cien años, existió un hombre que pensaba ser el primero en coronarse como conquistador del Polo Norte con un submarino muy peculiar. Fue un fracaso, pero los estudios previos para dicha expedición permitieron que creara y perfeccionara el gyroscope, gracias al cual, hoy día, existe el piloto automático. Su historia me interesó tanto que escribí un artículo titulado “Un capitán Nemo alemán”, que ha sido publicado en el cuaderno 4º (noviembre) del volumen 271 de la Revista General de Marina, páginas 605-6012.

Colaboraciones con la web Historia Rei Militaris
Entrevista al autor lucense Francisco Narla con motivo de su última novela «Donde aúllan las colinas» https://goo.gl/d1naQl

Artículos
Unas palabras para resumir el curioso y novelesco origen de la navegación a vapor https://goo.gl/5XDUIe
Describimos brevemente y con cifras el porqué ha sido tan especial la superluna del 14 de Noviembre https://goo.gl/9DQkM7
Reanudamos en el blog la sección de fauna marina con el molusco conocido por nautilo, en cuyo particular diseño se descubrió una de las bases principales de la navegación submarina https://goo.gl/7yo8kH
Referenciamos de forma brevísima la biografía del ingeniero Robert Fulton, principal impulsor de la navegación a vapor https://goo.gl/4c6FDR

Reseñas
Recensión a la novela de Stephen King «Joyland». https://goo.gl/MqO0KR
Recensión a la mítica película de Humphrey Bogart e Ingrid Bergman «Casablanca» https://goo.gl/aKUtqW
Recensión a «Bateadores (Touch!)» de Mitsuro Adachi, considerado como el mejor manga dedicado al deporte del béisbol japonés de instituto https://goo.gl/ehTe6g
Recensión al ensayo «Antes que nadie», de Fernando Paz, un pequeño compendio de historias y personajes olvidados de la Historia de España https://goo.gl/jZA7Fz

viernes, 25 de noviembre de 2016

Mi curriculum vitae

Experiencia en el mundo literario y cómic

- Autor de la novela “Los últimos años de mi primera guerra”. Año 2012. De Librum Tremens, Madrid. ISBN-10: 8415074301.
- Autor del ensayo histórico “Crucero Reina Mercedes. De la Armada española a la US Navy”. Año 2014 Tombooktú (Nowtilus), Madrid. ISBN (e) 978-84-9967-488-9 y 978-84-9967-487-2
- Autor del ensayo histórico “El Imperio del Sol naciente. La aventura comercial”. Año 2015 Historia Incógnita (Nowtilus), Madrid.


- Autor del ensayo “El escritor superviviente”. Año 2015. Ebook. Amazon: Código B016C8H600. Formato papel ISBN 978-1519111876.
- Traductor al castellano de la obra de Frank Rinder “Old World Japan”, titulada en nuestro idioma como “El Japón del mundo antiguo”. Año 2016. CREATESPACE/KDP Amazon: Código B01N0F8ZDB. Formato papel ISBN 978-1539745716.

- Autor de la novela “Oskar. Aventuras de un viejo gato de mar. 1939”. Año 2013. Formato  Ebook. Amazon: Código ASIN: B00B4R3Y0Q. Formato papel ISBN 978-1481957656.
- Autor del recopilatorio de relatos “Guardianes del azul profundo y otros relatos de aventuras, misterio y terror.” Año 2013. Formato único en Ebook. Amazon: Código ASIN: B00CHJAGHO.
- Autor del ensayo histórico “Balas y viñetas: Hugo Pratt y la segunda guerra mundial”. Año 2014. Formato único en Ebook. Amazon: Código …
- Autor del ensayo histórico “Kamikaze. Protectores del Reino Central de los Llanos de Juncos”. Año 2015. Formato único en Ebook. Amazon: Código …

Participación en distintos concursos de relatos.

- Primer puesto en el II Concurso de relato corto de la Biblioteca Pública de Pontevedra “Antonio Odriozola” 2015 con la obra Una mañana de vuelos en la Junquera.

Autopublicación

Autopublicación en el portal de Internet DeviantArt.com de tres historietas gráficas bajo el título de “Banderizos” ambientadas en las guerras feudales de Vizcaya (s. XV). (Año 2005).
Autopublicación en el portal de Internet DeviantArt.com de historieta gráfica bajo el título de “Go Cong” basada en la misión humanitaria del Ejército español en el Delta del Mekong, en la segunda mitad de la década de 1960. (Año 2009). Reeditado por el portal “De la guerra” en 2011.

Edición impresa

Colaboración, a modo de artículos de temática general, con la Revista General de Marina (publicación del Ministerio de Defensa):

1. “En el mar de la notafilia”. ISSN 0034-9569, Vol. 253, Nº.7 (Julio), 2007, págs. 37-46.
2. “Navegación numismática”. ISSN 0034-9569, Vol. 254, MES 4, 2008, págs. 417-425.
3. “Con unos buques de guerra en los bolsillos”. ISSN 0034-9569, Vol. 255, MES 7, 2008, págs. 61-70.
4. “Sensaciones en mi jura de bandera”. ISSN 0034-9569, Vol. 255, MES 11, 2008, págs. 709-712.
5. “Combate naval de Chesapeake”. ISSN 0034-9569, Vol. 257, MES 10, 2009, págs. 407-413.
6. “Bermeo”. ISSN 0034-9569, Vol. 258, MES 1, 2010, págs. 23-32.
7. “Felinos a la mar”. ISSN 0034-9569, Vol. 258, MES 2, 2010, págs. 247-251.
8. “Challenge coins”. ISSN 0034.9569, Vol. 258, MES 5, 2010, págs. 615-621.
9. “La Leyenda de los Mariño, auténticos hijos del mar”. ISSN 0034-9569, Vol. 259, 2010, págs. 583-586.
10. “Women Accepted for Volunteer Emergency Service”. ISSN 0034-9569, Vol. 261, MES 7, 2011, págs. 21-29.
11. “Únicos en su especie”, ISSN 0034-9569, Vol. 262, MES 11, 2011, págs. 673-680.
12. “Parte de acción de la Incursión Doolittle desde el USS Hornet.”, ISSN 0034-9569, Vol. 262, MES 2, 2012, págs. 237-248.
13. “Siguiendo aguas al USS Don Juan de Austria I”, ISSN 0034-9569, Vol. 263, MES 11, 2012, págs. 613-628.
14. “Siguiendo aguas al USS Don Juan de Austria II”, ISSN 0034-9569, Vol. 264, MES 5, 2013, págs. 587-600.
15. “Siguiendo aguas al USS Don Juan de Austria III”, ISSN 0034-9569, Vol. 266, MES 3, 2014, págs. 201-2012.
16. “Un capitán Nemo alemán”, ISSN 0034-9569, Vol. 271, MES 11, 2016, págs. 605-612.

Colaboración con la revista ARES ENYALIUS, de Historia y actualidad militar:

1. “Los últimos  pétalos que cayeron”. ISSN 1888-3206, Año 5 (2012) nº 24. Págs. 54-63.

Colaboración con el Gremio de Mareantes de Pontevedra

1. “Cañonero Hernán Cortés: un viejo conocido de los pontevedreses”. Revista Nodales de 2015.


Edición digital

Colaboración con artículos en la revista digital bimensual de temática militar “Historia Rei Militaris”, formando parte del equipo de redacción:

1. “Dos espías sueltos en Manhattan.” Volumen 1. Agosto 2012.
2. “Guerreros en la 2GM.” Volumen 2. Octubre 2012.
3. “Entrevista a Jaume Matamala.” Volumen 2. Octubre 2012.
4. “El soldado de las Dixie Chicks.” Volumen 3. Diciembre 2012.
5. “Entrevista a Luis Delgado Bañón.” Volumen 3. Diciembre 2012.
6. “Entrevista a Montserrat Claros.” Volumen 3. Diciembre 2012.
7. “Space Race.” Volumen 3. Diciembre 2012.
8. “Entrevista a Gabriel Castelló.” Volumen 4. Mayo 2013.
9. “Sin mi M-14 no soy nada.” Volumen 4. Mayo 2013.
10. “Héroes del Muro.” Volumen 4. Mayo 2013.
11. “Submarinos perdidos, desastre en el mar.” Volumen 4. Mayo 2013.
12. “Entrevista a Antonio Villegas”. Volumen 5. Septiembre 2013.
13. “Adios, mi vida. Hola, Vietnam”. Volumen 5. Septiembre 2013.
14. “Historia de una bandera”. Volumen 5. Septiembre 2013.
15. “Despacho de Jules Cambon”. Volumen 6. Diciembre 2013.
16. “Entrevista a Fran Jaraba”. Volumen 6. Diciembre 2013.
17. “¡Todavía queda mucho para Tipperary, muchacho!” Volumen 6. Diciembre 2013.
18. “Entrevista a José A. González Carrión, director del Museo Naval de Madrid”. Volumen 7. Junio 2014.
19. “Entrevista a Paco Roca”. Volumen 7. Junio 2014.
20. “No veo ningún coraje”. Volumen 7. Junio 2014.
21. “Irán: 1966-1969”. Volumen 7. Junio 2014.
22. “Entrevista a Francisco Narla”. Volumen 8. Enero 2015.
23. “Entrevista a Jaime Martín”. Volumen 8. Enero 2015.
24. “Sin guerra, no hay Snoopy”. Volumen 8. Enero 2015.
25. “No veo ningún coraje”. Volumen 8. Enero 2015.

Colaboración en la web de temática militar “Historia Rei Militaris”:

1. Entrevista a José Ferrer Clauzel. 29 de Abril de 2014.
2. Entrevista a Montserrat Claros. 11 de Febrero de 2015.
3. “El espía que condecoró Franco”. 23 de Febrero de 2015.
4. Entrevista a Julio B. Mutti. 7 de Abril de 2015.
5. “Un general Concha de mimbre”. 25 de Junio de 2015.
6. “La problemática sexual del soldado español durante la Guerra Civil 1936-39”. 31 de Enero de 2016.
7. “Mimizuka, el monumento olvidado de Kioto”. 2 de Febrero de 2016.
8. “50º aniversario de la BRILAT”. 18 de Octubre de 2016.
9. Entrevista a Carlos Ruiz Mateo. 23 de Octubre de 2016.
10. Entrevista a Francisco Narla. 9 de Noviembre de 2016.

Colaboración con la web española dedicada a STAR WARS “SITHNET”

1. Reseña a la novela “La guerra de las galaxias”, de George Lucas. 1976.
2. Reseña al libro de consulta “STAR WARS. The Essential Guide To Characters”, Andy Mangels. 1995.
3. Reseña a la adaptación al cómic de “El Imperio contraataca”, 1986.
4. Reseña a los números 2-5 del arco “Lando”. 2015.

Colaboración en diarios de noticias:

El Diario Militar: “Recuerdos infantiles del Príncipe de Asturias.” 11 de Febrero de 2013.
El Diario Militar: “¿Adiós, Fragata Asturias, adiós?” 13 de Marzo de 2013.
El Diario Militar: “Aprisa.” 18 de Julio de 2013.

Colaboración con reseñas y críticas en el blog de literatura histórico-naval-militar NOVILIS (http://novilis.es/), además del diseño de su emblema: 

1. “Un año en la División Azul” de Serafín Pardo Martínez (Febrero de 2009).
2. “Día de la Hispanidad en el Centenario de Méndez Núñez” de José Filgueira Valverde (Marzo de 2009).
3. “Cat Shit One 00” de Motofumi Kobayashi (Abril de 2009).
4. “Los Centinelas, volumen 1” de Xavier Dorison y Enrique Breccia (Junio de 2009).
5. “Sartine y el caballero del punto fijo” de Juan Granados (Septiembre de 2009).
6. “Mi hermano Casto Méndez Núñez” de Isaac Otero (Septiembre de 2009).
7. “Motín en la Bounty” de John Boyne (Septiembre de 2009).
8. “Le Grand Duc, Volume 1, Les Sorcières de la Nuit” de Yann y Romain Hugault (Septiembre de 2009).
9. “Las Cruzadas vistas por los árabes” de Amin Maalouf (Octubre de 2009).
10. “Uniforms of the World” de Richard Knötel, Herbert Knötel y Herbert Sieg (Octubre de 2009).
11. “Las aventuras de la brigada de fusileros” de Garth Ennis y Carlos Ezquerra (Octubre de 2009).
12. “Los tres mosqueteros” de Alejandro Dumas (Octubre de 2009).
13. “El As Enemigo” de Garth Ennis (Noviembre de 2009).
14. “Los viajes de Júpiter” de Ted Simon (Noviembre de 2009).
15. “Mississippi River” de Jean Michel Charlier y Jean Giraud (Noviembre de 2009).
16. “Territorio Comanche” de Arturo Pérez-Reverte (Noviembre de 2009).
17. “La Guerra Interminable 1” de Marvano y Haldeman (Noviembre de 2009).
18. “El diario secreto de Laszlo, Conde Drácula” de Roderick Anscombe (Diciembre de 2009).
19. “Boris” de Jaap Teer Haar (Diciembre de 2009).
20. “La Dama de Berlín” de Franck y Vautrin (Diciembre de 2009).
21. “La casa dorada de Samarcanda” de Hugo Pratt (Enero de 2010).
22. “Las Catilinarias” de Marco Tulio Cicerón (Enero de 2010).
23. “El arma definitiva 1” de Shin Takahashi (Enero de 2010).
24. “Aviones espía” de Bill Gunston (Febrero de 2010).
25. “El faro” de Paco Roca (Febrero de 2010).
26. “León Bocanegra” de Alberto Vázquez-Figueroa (Febrero de 2010).
27. “La vuelta a mundo en 80 días” de Julio Verne (Marzo de 2010).
28. “Che Guevara” de David Sandison (Marzo de 2010).
29. “Ted Kennedy, Scenes of an epic life” Varios autores (Marzo de 2010).
30. “Our Navy” Revista de la US Navy nº First of October 1945 (Marzo de 2010).
31. “The Sky Crawlers” película de Mamoru Oshii basada en la obra literaria inédita en España de Hiroshi Mori (Marzo de 2010).
32. “El gaucho” de Hugo Pratt y Milo Manara (Junio de 2010).
33. “The US Navy in World War II” de Mark Henry (Septiembre de 2010).
34. “Sartine y la Guerra de los Guaraníes” de Juan Granados (Septiembre de 2010).
35. “Historia de Gen” de Stan Sakai (Septiembre de 2010).
36. “La tumba de Tautira” de Luís Mollà (Octubre de 2010).
37. “Cradle Cruise” de Lon Perry Dawson (Octubre de 2010).
38. “La guerra en el Pacífico” de Luís de la Sierra (Enero de 2011).
39. “La Guerra Interminable 2” de Haldeman y Marvano (Enero de 2011).
40. “Cinco Dedos” de Gayle Rivers & James Hudson (Junio de 2011).
41. “La Guerra interminable 3” de Haldeman y Marvano (Julio de 2011).
42. “El maestro de Jarcia” de Manuel Díaz Ordóñez (Julio de 2011).
43. “La balada del mar salado” de Hugo Pratt (Septiembre de 2011).
44. “Le Grand Duc, Volume 2, camarade Lilya” de Yann y Romain Hugault (Septiembre de 2011).
45. “Diario de la navegación emprendida en 1781” de Basilio Villarino (Octubre de 2011).
46. “La prórroga, Vol. 1” de Gibrat (Octubre de 2011).
47. “Yo viví la bomba atómica” de Pedro Arrupe (Noviembre de 2011).
48. “El Señor de los Anillos; Armas y batallas” de Chris Smith (Noviembre de 2011).
49. “USS Reina Mercedes (IX-25)” de Lambert M. Surhone (Enero de 2012).
50. “R-97. Los hombres en tierra” de Christian Cailleaux y Bernard Giraudeau (Enero de 2012.).
51. “Billy Bat. Vol. 1” de Naoki Urasawa (Mayo de 2012).
52. “Breve historia de Napoleón” de Juan A. Granados (Marzo de 2013).
53. “La Casa Rusia” de John Le Carré (Mayo de 2013).
54. “Hamlet, príncipe de Dinamarca” de William Shakespeare (Junio de 2013).
55. “Sargento Rock: entre el infierno y algo peor” de Azzarello y Kubert (Julio de 2013).
56. “Pacífico” de Martin Trystram y Romain Baudy (Febrero de 2015).


Colaboración con artículos en la revista digital bimensual de temática militar “De la guerra”:

1. “Hubo algo más allá de la PT-109.” Volumen 10. 2011.
2. “Kyu-gunto” Volumen 11. 2012.
3. “The Unknown Soldier.” Volumen 11. 2012.

Colaboración con artículos en la revista digital de Cuadernos de Bitácora:

1. “Dirigible L-8. Un Marie Celeste del mar.” Volumen 1. Enero 2012.

Colaboración con artículos en la revista digital oficial bimensual “FDM” del portal Foros del Misterio:

1. “El USS Eldridge y el Proyecto Philadelphia.”Número 7, Noviembre-Diciembre de 2011.
2. “El ataque a Pearl Harbor. Un análisis 70 años después de hechos y dudas.” Número 8, Enero-Febrero-Marzo de 2012. 

Colaboración con el blog de la Editorial de ebooks de temática náutica EQUATIK (http://www.equatik.com/):

1. “Relato de un pescador”. Noviembre de 2010.
2. “Quiero ser una Fragata Museo de la Armada”. Diciembre de 2010.
3. “¡Que los dioses y los santos nos protejan! Dragones”. Diciembre de 2010.
4. “¡Que los dioses y los santos nos protejan! La diosa Ran de los mares escandinavos”. Enero de 2011.
5. “San Juan de Gaztelugatxe, enclave mágico del Cantábrico”. Mayo de 2011.


Colaboración con el portal de actualidad y noticias de la ciudad de Pontevedra y alrededores, “VIDAVEDRA” (http://www.vidavedra.es/)con los siguientes artículos:

1. “Hombres y barcos del pasado”. Julio de 2010.
2. “Viendo a los bomberos”. Agosto de 2010.
3. “Fillos do Océano”. Enero de 2011.


Colaboración con el portal de Internet “Todo a Babor” (http://www.todoababor.es/) con varias ilustraciones y dos relatos:
“Guardianes del Azul profundo” con la siguiente sinopsis: Un oficial de la Real Armada, con brillante historial pero venido a menos en lo personal, embarca en una goleta guardacostas de Su Majestad con la misión de interceptar un corsario español reconvertido en pirata.
“Forcis” con la siguiente sinopsis: Un cañonero lanzatorpedos llamado Forcis, un guardiamarina que cae misteriosamente al agua en plena noche, y un terrible secreto que guarda este buque son los principales ingredientes para este original relato de terror naval.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Traducción de la obra «Old-World Japan», de Frank Rinder

«Old-World Japan» es un título que, como suele verificarse con la mayoría de las cosas maravillosas que nos pueden suceder a lo largo de nuestra existencia, encontré por mera casualidad, sin pretenderlo siquiera. Un tropiezo fortuito al girar una esquina sin nombre a lo largo de un trayecto harto olvidado.

Enseguida me sentí prendado por su sencillez y belleza, por una obra publicada en 1895 con la que su autor pretendió reunir un modesto listado de relatos mitológicos y tradicionales que retratara a uno de los pueblos más extraños y únicos del planeta, aislado del exterior durante siglos. Por ello, emprendí la costosa aventura de traducir a Rinder al castellano. Algún oni debió nublar mi siempre escaso juicio y me lancé, como suelo hacerlo en demasiadas ocasiones, a cumplir la tarea impuesta con ardor, tratando de desentrañar cada palabra y llevarla a nuestro grato idioma de la mejor manera posible, incluso aportando notas al pie de página que pudieran aclarar diversos puntos oscuros al lector más bisoño.

Tras el paso de los años, en los que aquel trabajo quedó oculto entre los bits de la memoria del ordenador, decidí hace unas pocas semanas rescatarlo y llevarlo a la luz; repasarlo, corregirlo y, por medio de CREATESPACE, publicarlo y ofrecéroslo como curiosidad, como la primera y única (por ahora) traducción de este libro que he tenido a bien titular «El Japón del mundo antiguo», editada tanto en formato papel.

Los relatos que nos introducen en «Old-World Japan» desgranan la concepción shintoísta del origen del mundo y de los humanos, con la intervención divina de Izanami e Izanagi, a los que siguen el nacimiento de sus hijos llamados a reinar los cielos y las profundidades de la Tierra, así como de los dioses que harán la guerra contra los demonios. El resto de relatos o cuentos tienen como eje central la interacción entre humanos y dioses, y diversos aspectos culturales locales relacionados principalmente con la adoración a la Naturaleza.

Como en cualquier otro libro de idéntico espíritu, Rinder traslada al papel lo que la gente le cuenta de palabra y lo completa con notas extraídas obras firmadas por eruditos occidentales empeñados en desenterrar cada mota de polvo del Pasado del Japón, para ofrecérselo a sus compatriotas y a todo aquel que tenga un mínimo de curiosidad por un Imperio parcialmente anclado en el Medievo y que formaría una de las cabezas del terrible ser bicéfalo conocido como “El Peligro Amarillo”.

«El Japón del mundo antiguo» es una traducción que guarda intacta toda la belleza del original y que lo mismo agradará a los que, ocasionalmente o no, se asoman a las ventanas abiertas que dan a las lejanas tierras del Imperio del Sol Naciente e, incluso, a los que gusten de las fábulas y de leérselas a sus hijos.

Podéis adquirir este libro en el siguiente enlace: http://amzn.eu/iQtQUvB

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Entrevista a Francisco Narla


Hoy se ha subido a la web Historia Rei Militaris la última entrevista que le he realizado al autor lucense Francisco Narla, con motivo de la publicación de su última novela, «Donde aúllan las colinas», una pequeña obra en la que nos adentramos en una Naturaleza indómita y vengativa en el s. I a. de C.


lunes, 31 de octubre de 2016

Resumen de publicaciones de Octubre 2016

Reseñas en el blog Navegante del Mar de Papel:

Recensión a la adaptación cinematográfica del musical de Broadway «Jersey Boys», dedicada al grupo Four Seasons y dirigida por Clint Eastwood  https://goo.gl/9IDefg

Recensión a la miniserie de TV de ciencia-ficción «Ascension» https://goo.gl/QjAi08

Recensión a la novela de Michael Crichton, datada en 1969, «La Amenaza de Andrómeda» https://goo.gl/ACYU02

Reseña a un manga que es un canto a la Naturaleza, tanto salvaje como humana: «El viajero de la tundra», de Jiro Taniguchi https://goo.gl/fRHGjt

Artículos en la web de Historia Rei Militaris

Con motivo de la celebración del 50º aniversario de la creación de la Brigada Galicia VII, BRILAT, escribí un extenso artículo que fue publicado en la web de Historia Rei Militaris https://goo.gl/rOgrSV

Entrevista a Carlos Ruiz Mateo (administrador del foro El Gran Capitán) con motivo de la publicación de su monografía «Schlachtkreuzer: la historia de los cruceros de batalla alemanes durante la Primera Guerra Mundial» (Galland Books, 2016): https://goo.gl/XFJUOS

lunes, 24 de octubre de 2016

Entrevista a Carlos Ruiz Mateo, autor de «Schlachtkreuzer»


Coincidiendo, casualmente, con el décimo aniversario de la botadura de mi blog «Navegante del Mar de Papel», en HRM tuvieron a bien publicar mi última colaboración con dicha web. En esta ocasión ha sido con la extensa y completa entrevista que tuve el placer de realizar a Carlos Ruiz Mateo, autor de «Schlachtkreuzer: la historia de los cruceros de batalla alemanes durante la Primera Guerra Mundial» (Galland Books, 2016).


Espero que os pueda llegar a interesar esta magnífica monografía acerca de un aspecto muy poco tratado por la bibliografía referente a la Gran Guerra.

lunes, 17 de octubre de 2016

50º aniversario de la BRILAT


Este fin de semana no, el anterior, se festejó en Pontevedra los 50 años desde la creación de la unidad hoy día conocida como Galicia VII BRILAT. Siendo testigo de los actos, he decidido compartir con quien lo desee los mismos y mis impresiones en un artículo que ha sido publicado en la web de Historia Rei Militaris y al que os enlazo a continuación:



martes, 12 de julio de 2016

Entrevista para HRM de Jesús A. Rojo Pinilla, autor de «Los invencibles de América»

Jesús A. Rojo Pinilla es uno de tantos nombres que van engrosando las filas de los investigadores históricos que tratan de liberarnos de la espesa pátina de polvo negruzco que nos obliga a encorvarnos y a avergonzarnos sin causa de nuestro pasado como nación.

En su última obra, «Los invencibles de América», Jesús hace lo propio con la conquista del Nuevo Mundo, arrojando luz que espanten las sombras de la tétrica e interesada Leyenda Negra que alimentaron durante siglos ingleses y holandeses y que, a día de hoy, se revuelve con idéntica fuerza a la de antaño.

Un ensayo histórico realizado con mimo y con calidad, aportando al texto la elegancia de algunos óleos de Augusto Ferrer-Dalmau.

Por ello, he tenido a bien entrevistarlo, pudiendo leer sus respuestas en el siguiente enlace que os llevará a un artículo dentro de la web de Historia Rei Militaris.

lunes, 27 de junio de 2016

Entrevista a Antonio Luis Martínez Guanter


Antonio Luis comanda el foro Todoavante desde hace diez años, razón más que suficiente para que se prestara a contestar mis preguntas para la web HRM.

En el siguiente enlace podéis leer el artículo que, espero, sea de vuestro interés:


lunes, 6 de junio de 2016

Relato corto: «Aquel último sábado»

Introducción a este relato que vais a leer en breve

Hace unas semanas, en el Foro Abretelibro, se celebró un concurso de temática libre entre sus usuarios, con motivo de la entrada de la estación de la Primavera (la cual, muy tímida esta ocasión, aún no se deja ver, para alegría mía y de mi alergia). Tuve a bien, por estas vueltas que da la vida, presentarme al mismo sin tener la más mínima de las intenciones por ganar, sino todo lo contrario: las de compartir.

Como sabéis que últimamente le estoy dando al asunto del relato y he de confesar que me sirvo de algunos de mis sueños recurrentes para dar pie a las historias: accedo o me “materializo” junto a o dentro de extrañas estructuras, casi siempre tres, pero en cada pasaje onírico adquieren un diferente aspecto (una casa victoriana, un museo, una gruta, una iglesia). Este último “viaje”, que sirve para crear el particular ambiente en el que se desarrolla con lentitud el relato, es uno de los más recientes y de los que he tomado la oportuna nota. Quería saber qué había soñado; qué era ese edificio comido por la vegetación; esa casa extraña y quien se sentaba junto al río con un cubo lleno de hielo y cervezas. Sin embargo, ese lugar estaba dentro de otro y surgió Stillson. Me encantan las ucronías y Ray Bradbury, y también la década de 1960. Al estudiar la carrera espacial de la NASA por hobby y conocer que en 1966 ya estaba configurado un programa de conquista de Marte (sí, 1966, antes de llegar a la Luna, y que tendría que haberse materializado en 1986, pero que el éxito de los Apolo lo relegó al olvido), tenía lo que quería.

Sé que muchos observaréis que el texto parece más bien un capítulo introductorio a una novela. No era mi intención a la hora de escribirlo, pero, al final, ha sido así. Mientras transcribía en primera persona los recuerdos de Mickey (de apellido Sullivan, por si os lo preguntáis), se fue formando la idea de escribir muchos más relatos relacionados con mi propia ucronía; las líneas se han ido agolpando y las he ido anotando con paciencia: historias con personajes que se van a ir entrecruzando, siempre relacionados con Marte y el abandono de la Tierra, pero que ya “sucedió” en la década de 1960. Me parece que el escenario es atractivo, no digamos ya si mezclamos al brebaje la Guerra Fría o varios puntos Jombar (el éxito del bombardero estratosférico nazi que acaba en EEUU, el avance de la carrera espacial que permite llegar a la Luna en 1955, y mucho más); tanto que la recopilación ya tiene título y hasta portada, aunque. Tan “solo” me falta el contenido.

Aparte de este pequeño relato introductorio, he escrito otro que he titulado “Rarezas Cósmicas” y que ronda las 15.000 palabras. Obviamente, me he pasado de la raya en este último.

Supongo que también os preguntaréis en qué posición quedé en el ranking de participantes anónimos hasta que se dieron a conocer las puntuaciones. Pues no he ganado, pero tampoco me he quedado entre los últimos. Como os he dicho, no tenía intención alguna de presentarme a un “Planeta”, aunque bien es cierto que ha habido gran cantidad de gente (a los comentarios en el foro me remito) que no ha entendido muy bien el espíritu del relato, sobre todo por parte de aquellos apegados a las infames novelas actuales divididas en capítulos de página y media y que se leen como si se vieran un telefilm de sobremesa.

No sé si me dejo algo en el tintero, probablemente sí, pero creo que me he explicado lo suficiente, dando las razones que han precedido al alumbramiento de este relato y las consecuencias que le han sucedido que, ahora sí, os invito a leer.

*****

Relato «Aquel último sábado»



A lo largo de la tarde del primer sábado de otoño regresó la tan ansiada lluvia tras un verano seco en exceso. El smog, en suspensión durante semanas sobre la localidad de Stillson, debido la ausencia de precipitaciones, tiñó por sorpresa de rojo sangre la tierra y las calles, los toldos de las tiendas y las cabezas de los que no tenían un paraguas a mano bajo el que resguardarse.

Yo estaba allí para ser testigo de ese fenómeno tan extraño; sin embargo, me dije que debía empezar a acostumbrarme a ese color, pues iba a ser la tónica predominante en mi futura vida.

El mundo dejó de girar por un instante imposible de calcular. Los coches se fueron deteniendo en el arcén; los viejos bajo el porche de Dean’s dejaron de leer el periódico; dos mujeres frente a la gasolinera se abrazaron, pero no temblaron de terror; incluso un maldito mocoso, que berreaba como una gaviota en celo, cerró la boca. Tan solo se escuchaba la lluvia caer; un sonido como el del aceite hirviendo en una sartén.

Lo único que me permitía saber que seguíamos todos vivos, que no nos habíamos transformado en estatuas de mármol,  fueron los vaporosos y delicados vestidos blancos  y de tirantes que pendían de los hombros de tres chicas que cruzaron la calzada a saltitos, con los pies de puntillas, con miedo a pisar, con sus zapatos de cenicienta, los charcos terrosos que fueron cubriendo el abombado asfalto hasta convertir la carretera en una piscina. 

Aquellas tres chicas reían sin importarles que la lluvia roja ensuciara irremediablemente sus vestidos y empaparan sus bronceadas piernas.

Yo era incapaz de apartar la vista de aquel fascinante pasatiempo. No sin embargo, es uno de los pocos recuerdos, de antes de abandonar aquel pueblo olvidado de la mano de Dios, que logran enmarcar una estúpida y amplia sonrisa de nostalgia en mi arrugada cara.

Por entonces yo tenía veintitrés años y la certeza de considerarme dueño de mi destino. Me creía inmortal. Ahí es nada. Y sabía que pronto me largaría de Stillson, un agujero que pretendió ser una postal idílica y que detuvo su crecimiento a varias decenas de kilómetros de la gran urbe de Stillake; el lugar perfecto para aquellos que no necesitaban el cerebro para sobrevivir y llevar a casa un jornal. Me largaría el miércoles siguiente en un transporte; quedaban menos de cinco días. Cuatro y unas horas.

Cuando me pilló el fenómeno tormentoso, desprevenido, en medio de la calle principal y sin paraguas, volvía del trabajo en la fábrica de motores de Lloyd’s, mi primer y último trabajo en Stillson. Con lo que gané en Lloyd’s logré los caudales necesarios para dar el siguiente paso, para darle la espalda definitivamente a mi mala suerte.

Encontré protección frente a la lluvia roja tras el amplio cristal del escaparate de la tienda de ultramarinos de Petersen. Entré y me quedé contemplando la escena que se desarrollaba en el exterior.

La chica que estaba tras el mostrador me observaba con sus ojos artificiales, de un índigo imposible de ver en un ser humano; dos escalofriantes luceros clavados en un bello rostro de piel de melocotón (aunque, en realidad, era de látex), escogido al azar entre la amplia variedad de modelos rubias de casting que poblaban el interesante folleto de ofertas de la empresa Ginecorp, más asequibles que las versiones de Romy Schneider o de Julie Christie que eran el último grito para aquellos que contrataban los servicios de la potente Gineoptics en la Gran Ciudad.

En aquella época me habría apostado parte de mi salario con mis compañeros de trabajo a que el viejo roñoso de Petersen se había ahorrado un buen pellizco en cuanto a la partida del rostro de su pequeña gineoide, pero que se había dejado arruinar dotándola de órganos sexuales hipersensibles… El muy depravado.

Aquella chica me observaba a mí y no al espectáculo que se representaba en la calle. Ladeaba la cabeza, ora hacia el hombro izquierdo, ora hacia el derecho, tratando de procesar quién o qué era yo: un cliente despistado o una amenaza, una de dos. Con cada movimiento de su cuello, la coleta que recogía su brillante cabello sintético espantaba hasta a la mosca más enconada.

La chica bien podía recelar de mí. Stillson era un pueblo anclado, en todos los aspectos, en un punto no determinado de la década de los ’40, la misma que me vio nacer; y ver un chaval como yo era un fenómeno más extraño aún que el de la lluvia roja: un individuo que caminaba arrastrando los pies, enfundados en unas zapatillas ajadas y casi sin suela, vistiendo unos vaqueros raídos a juego con una camiseta de manga corta de Buffalo Springfield, y cerrando el conjunto con unas greñas y barba que me valieron más de un comentario despectivo por parte de algún que otro viejo. 

—Chico, ¿te han abandonado aquí los del Circo? ¿Qué les habrás hecho?

Era un bicho raro en una localidad en la que en su única sala de cine no hacían otra cosa que proyectar la película «Dumbo» de la Disney, como si los niños y los adultos de Stillson nunca se cansaran de esa historia. Por ello, quizá sí o quizá no, en la fábrica les hacía especialmente gracia que quisiera que me llamaran Mickey y no Michael; y acabé siendo Mickey el no-ratón, gracias a la ocurrencia de alguno de los más ingeniosos de la cadena de montaje.

Espoleado por una ola de vergüenza y un estremecimiento al saberme espiado por una máquina que pensaba más rápido que yo, pero que sus pensamientos no eran más que frases pregrabadas en una finísima cinta magnética, mostré los dientes, nervioso. La chica reaccionó devolviéndome una amplia y perfecta sonrisa de anuncio, pero no apartó su inquisitiva mirada de mí hasta el instante en el que entró en la tienda un obrero enfundado en un mono azul y negro dos tallas más grande de la que le correspondería y que pertenecía a la Clanckers, la fábrica de procesadores contigua a aquella en la que yo me dejaba la piel. El tipo entró chorreando gotas rojizas y preguntó, mientras se rascaba el trasero con fruición (total, le hablaba a una máquina y no había allí otro humano aparte de mí) cuánto costaba un paquete de veinticuatro analgésicos suaves.

Lo más remarcable del suceso de la lluvia roja fue que, tras el paso del frente tormentoso, el firmamento volvió a mostrarse añil de día y perlado de estrellas de noche. Mas el otoño no desanimó al sol, que seguía pegando con fuerza, encorvando mi sombra sobre el asfalto y haciendo mofa de mi cuerpo encogido y de mi espalda cubierta de sudor. Me picaba y escocía a rabiar la piel sudada, allí justo donde no alcanzaba con la mano. Era como si alguien me hubiera pegado un escopetazo con un cartucho cargado de sal.

Cuando cesó de llover, los vehículos parados en el arcén reanudaron su marcha sin que sus ocupantes se preocuparan por el aspecto del cielo ni por el de las fachadas de planta baja y primera que constituían el común de todos los edificios de Stillson.

El color rojo parecía formar parte del paisaje habitual de aquel pueblo.

Salí de la tienda de Petersen, sin haber comprado nada, tras el obrero de Clanckers, que caminaba a buen ritmo a la par que leía el prospecto de los analgésicos que terminó llevándose consigo. El reloj del campanario marcó la hora. Es raro que no recuerde exactamente si daba en punto o a y media; pero, al escuchar el tañido metálico, el tipo corrió, como una bolsa de plástico empujada por el viento, hasta la parada del autobús, donde logró llegar antes de que el último transporte cerrara sus puertas y partiera hacia las afueras. El de Clanckers exhaló un hondo suspiro de alivio al echar las monedas en la máquina registradora.

Yo, al contrario que todos en Stillson, iba y volvía andando del trabajo todos los días. Otra rareza de Mickey el no-ratón.

Pateándome la larga calle principal (y única) de Stillson, llegué a la barbería de los Neones Apagados (así rezaba en la fachada, no me lo he inventado yo) y giré a la izquierda, internándome en la parte oculta del pueblo, es decir, en los campos y bosques que se cernían sobre éste. Una placa parcialmente oxidada indicaba que estaba en el Camino del Molino, mas hacía mucho tiempo que había dejado de existir un molino para moler grano gracias a la fuerza hidráulica del río Stillmer. En su lugar, una alta estructura rompía la monotonía del skyline de Stillson; su forma hacía creer al recién llegado que se trataba de un depósito de agua sostenido sobre anchos pilares cubiertos de enredaderas, pero, a medida que se recorría el camino y se acercaba uno al río, caía en la cuenta de que se trataba de un extraño edificio compuesto por varias plantas de altura, abandonado y con cuencas vacías por ventanas, a través de las cuales se podía atisbar grafitis cubiertos por la Naturaleza. Sus tres primeras plantas estaban clausuradas con muros de ladrillo y lo primero que te dejaba sin palabras era el hedor de podredumbre que desprendía, al que podías llegar a acostumbrarte si llevabas la suficiente carga de alcohol etílico en las venas.

Nadie me quiso decir qué era ese edificio abandonado, ni siquiera Stan, el único compañero de trabajo en Lloyd’s al que me digné en llamar amigo, quien vivía a la sombra de la estructura y a quien iba a visitar aquella tarde, continuando la tradición que habíamos iniciado durante los últimos días de Agosto.

Stan me esperaba. El que hubiera una silla plegable de playa al lado de su butacón, sobre la rampa de la parte posterior que daba al río, era buena prueba de ello; más cuando aquella iba a ser la última ocasión en la que nos veríamos.

Desde hacía semanas Stan disponía la silla a su lado, todo un gesto por parte de mi amigo, para que yo no tuviera que andar peleándome con los cacharros que amontonaba y metía a presión en el trastero exterior de su casa, que era un largo rectángulo de hormigón armado en cuyos extremos, en vez de paredes, había unas inmensas cristaleras y las dos únicas puertas, también de cristal, practicadas en la vivienda, donde medraba el verdín.

La rampa era una lengua de cemento resquebrajado que salía de debajo de la vivienda y se introducía en un recodo del río Stillmer, al abrigo de un bosque viejo que era incapaz de desprenderse de esa pátina de triste abandono que parecía cubrirlo todo durante aquellos días. De pie sobre la rampa, uno podía contemplar el lecho del río, cubierto con escombros de obra y cómo, de una gruesa rama de roble, unida a ella por una soga, pendía un neumático de camión que aún esperaba con paciencia a que un niño, sin importarle el nombre y la edad, volviera a columpiarse en él.

A cambio de mi silla bien dispuesta, Stan solo me obligaba a cargar con el cubo lleno de hielo y botellines de cerveza, desde la cocina hasta la rampa. En honor a la verdad, era el único peaje que tenía que pagar por disfrutar de aquellas tardes en su casa, junto al río y a la fresca.

Tras acarrear el dichoso cubo hasta los pies de mi anfitrión, repantigado en su butacón y con todo su ser a miles de kilómetros de distancia, me acomodé como mejor pude y agarré dos botellines por el cuello, ofreciéndole uno a Stan, que volvió de su viaje astral gracias al certero codazo que le propiné en las costillas. Cogió la birra sin decir ni un «hola, Mickey» y le arrancó la chapa con las muelas. Yo fui más comprensivo con mi dentadura y empleé el abrebotellines que pendía del asa del cubo.

—¿Ya tienes todos los bártulos preparados para marcharte, chaval? —me preguntó Stan sin mover un solo músculo de su cuerpo, al igual que la pitonisa de la feria que acababa de marcharse de Stillson unos días atrás, dejando el prado de Tanner lleno de basura; el mismo Circo que «me había dejado abandonado», según aquel despreciable viejo. 

La voz de Stan sonaba neutra; quería dominar unos sentimientos que hasta entonces me eran desconocidos en él.

—Sí. —Mi respuesta sonó ronca, como un gruñido animal. Me había pasado más de seis horas sin abrir la boca y sin haber dirigido la palabra a nadie en el trabajo. Me limité a cumplir órdenes sin cuestionarlas y a saludar a mis compañeros y al guarda de seguridad alzando el mentón; nada más. En una fábrica como Lloyd’s cuanto menos se hablara más alta sería la nómina al final de la semana. Me aclaré la garganta y traté de adelantarme a cualquier otra pregunta que a Stan se le pudiera ocurrir—: Tengo las maletas preparadas en el hostal, el billete para el transporte de Aeroflot de la semana que viene, los permisos, el pasaporte… Tan solo he de esperar a que, en la fábrica, el amigo Mendel me entregue el finiquito y el talón. Eso será el lunes y saldré volando al miércoles. A donde voy, hace falta dinero para empezar.

Stan asintió con la cabeza, como diciendo «¿y dónde no?» Seguía con la cabeza fija en un punto oscuro del bosque que crecía en la otra ribera. El río estaba tintado de un tono parduzco que me resultaba demasiado familiar, cuando un rayo de sol sobrepasó el obstáculo de hormigón que representaba el edificio abandonado al que dábamos deliberadamente la espalda, e impactó de lleno sobre la ondulante corriente de agua: destellos multicolores rebotaron desde las suaves superficies de los azulejos rotos, arrojados allí de cualquiera manera y como el río fuera un vertedero. También distinguí un par de latas de aceite, de una de las cuales salió un incauto pececillo a inspeccionar su territorio. Una pareja de ánades reales, macho y hembra, barajaron la orilla opuesta, picoteando aquí y allá hasta que se hartaron y desaparecieron entre la espesura.

—Te echaré de menos, Mickey.

Aquel arranque de cariño por parte de Stan me dejó descolocado. Era la primera vez que alguien me decía algo semejante en toda mi vida.

Stan acercó su botellín al mío para brindar, pero yo, instintivamente, aparté mi cerveza. No quería ser víctima de la típica jugarreta de mi anfitrión, que gustaba de dar un hábil golpe en la boca del botellín del pardillo más cercano, provocando la simpática reacción de que el líquido burbujeante saliera impulsado hacia el exterior, desparramándose sobre los pantalones del paleto en cuestión, a la altura de la pretina.

A Stan pareció molestarle mi reacción, pero desalojó todos mis temores en cuanto mostró una larga hilera de dientes amarillentos. Debió de leerme la mente o la cara, lo mismo da, y acercó con suavidad el vidrio ahumado de su botellín y brindamos juntos.

—Por un gran viaje lejos del patético Stillson.

No me atreví a reír la chanza de Stan. Estaba algo borracho a horas demasiado tempranas.

—Adiós a Stillson, el pueblo de la lluvia roja; adiós otoño, hola primavera lejana —canturreó Stan, imitando a un locutor de radio que recitara las líneas programadas de una campaña publicitaria de fomento del turismo para un agujero en el que había poco que ver—. ¿Será la primera vez que vueles, Mickey? —me preguntó tras agotar toda la gracia de su chiste en el vacío del silencio.

Tuve que volver a aclararme la garganta y respondí afirmativamente.

—No hay que tener miedo a volar, Mickey —afirmó Stan, adoptando un aire paternal que no le pegaba nada—. Es lo más extraño y, a la par, lo más natural en el Hombre. —Stan se retrepó en su viejo butacón, apoyó la cabeza en una de las orejas del mueble y recordó en voz alta—: Yo fui ametrallador de cola en un Fortaleza volante durante la guerra. Quince misiones sin un solo rasguño, volando sobre territorio enemigo. A la decimosexta, unos cazas nazis dejaron al bombardero, el Eye Candy, con más agujeros que un maldito colador y caímos. Créeme: volar sobre territorio enemigo es jodido, pero pisarlo es otra cosa bien diferente. —Stan negó con la cabeza sin que yo entendiera su gesto y le dio otro trago a la birra—. Aquellos tres días fueron terribles, chaval, pero salvamos el pellejo… Los que llegamos a tierra vivos, claro. Allí, en Alemania, tuve por primera vez la certeza de haber matado a un semejante. Detrás de una ametralladora doble, a cola, puedes derribar aviones, como cualquier otro, pero no sabes si has matado al piloto del caza. Hay momentos en los que quieres arrancarte a puñetazos esa pregunta de la cabeza; pero, pisando charcos embarrados en Alemania… En fin. Toma, para ti —dijo ofreciéndome una Cruz de Hierro que se sacó de la manga como un buen mago—. Es mi amuleto de la suerte, pero creo que te hará más falta que a mí. La portaba el hombre al que maté para seguir vivo. Quién sabe qué me habría sucedido si me hubiera dejado arrestar por él…

Todas mis preguntas sobre sus experiencias de combate quedaron enterradas ante la sorpresa de tener en la palma de mi mano una Cruz de Hierro de verdad.

—¿Un amuleto de la suerte? —logré articular a pesar de mi emoción, rayana a la infantil durante la mañana del día de Navidad.

—Sí, una Cruz de Hierro convertida en amuleto. Pertenecía al oficial que maté. Se la arranqué de la pechera —confesó con cierto gesto de repugnancia que le partió la frente en cientos de arrugas—, y eso que siempre me dio un respeto terrible el coger objetos que pertenecían a personas muertas.

—Quizá una Luger fuera mejor amuleto—bromeé como un estúpido, superado por el arranque de sinceridad de Stan, que casi nunca decía nada que no tuviera que ver con el último partido del equipo local de béisbol.

—La misma que no tengo y por la que no tendré una jubilación dorada —siguió Stan con la broma, rascándose la coronilla afeitada y vaciando el botellín de un trago—. No eres tonto, chaval.

Stan dejó, al fin, de tener ese aire paternal y volvió a ser el tipo de siempre. Me sentí pequeño a su lado, pues mi padre nunca volvió de esa guerra y mi madre no lo soportó.

El sol, que había logrado dar algo de color a aquel recodo del río, aun cerca ya del ocaso, quedó oculto tras la cortina de humo oscuro y plomizo que emanaba de las toberas de un trasbordador de Aeroflot, un feo pájaro compuesto íntegramente por metal y tecnología soviética que rompía las cadenas de la gravedad y la barrera del sonido, justo a nuestras espaldas, tras despegar del espaciopuerto de Stillake. En su bodega viajaban unos trescientos pasajeros con destino inmediato a la estación espacial Mir-Washington para formar parte del siguiente viaje colonial a Marte.

Aquella sería mi próxima escala. Yo formaría parte del pasaje del vuelo 930 al planeta rojo.

—Ten mucho cuidado allá arriba, Mickey.

Seis palabras que salieron de los labios de Stan y que es lo que recuerdo con mayor nitidez de mis últimos días en la Tierra, durante aquel año de 1966.